“Angelito” por María Elena Walsh

Angelito es el cuento infantil escrito y leído por María Elena Walsh en Buenos Aires publicado por la editorial “Estrada” en 1974. Es un cuento breve y simple, perfecto para relatar antes de dormir a un niño, del cual también han salido versiones musicales.

10366318_2_2011228_13_25_20

La marca personal de Walsh se hace presente en este cuento. El uso de poesía, música y diálogos junto con el relato suelen apoyar la reflexión con la que planea su moraleja o la importancia de los valores que representan sus personajes de modo que los niños son capaces de seguir.

“–Entonces, ¿eres un ángel? –dijo Juan.”(Walsh, 1974). La creencia popular católica es la base de esta historia al involucrarse con las figuras bíblicas de “ángeles” y “San Pedro”. La escritora argentina toma esta creencia para la creación de este cuento infantil donde San Pedro, en el cielo,  desesperado toma un angelito que no hacía nada, para trabajar de angelito guardián de un niño pequeño que ha estado dándole mucho que hacer.

Argentina es un país católico, por lo que resalta de manera popular la historia abarcando las creencias que son inculcadas a los niños. Esta historia sirve mucho para entusiasmar al niño en la enseñanza y alentar el buen comportamiento con el vínculo que se realiza.

Resalta la importancia de la responsabilidad, el valor de la perseverancia y la paciencia con el angelito y la representación de la juventud traviesa e inocente en Juan.

Lo más importante a resaltar es la relación “querubín” como acompañantes de los niños en sus travesuras y cuidado que Walsh representa como la escritora Ester Cosani en su trabajo “Cuentos a Beatriz” donde se ve la misma relación y se relatan diversas historias de las “experiencias” de estos seres divinos. Ambos relatos tratan resaltar historias cotidianas vistas con otros ojos, ojos más inocentes pero con realidad deseando tener una reacción en el lector de reflexión y conciencia.

Por otro lado, el uso de un angelito movilizándose en un “OVNI” también es un factor que llama la atención y llama a la cultura popular de lo desconocido por el hombre y la modernidad de la historia. Algo inusual y que al igual que los ángeles, es algo que no está científicamente comprobado. Si bien esta idea es interesante, no parece del todo acertada al quitarle “divinidad” a las características de los ángeles.

Personalmente el cuento “Angelito” es un cuento inocente que atrae memorias de mi propia infancia y despiertan en uno los deseos de volver a aquella edad en donde los padres aun leían antes de la hora de dormir. La idea de ángeles jóvenes compartiendo con niños como sus iguales que crecen junto al pequeño que al mismo tiempo te protegen y encantan con su inocencia, es simplemente encantadora.

 

Referencias:

– http://www.puroscuentos.com.ar/p/los-cuentos-de-maria-elena-walsh.html

– http://mariaelenawalsh.com/angelito.htm

– http://www.imaginaria.com.ar/01/9/walsh1.htm

– http://bibliotecajuntoalmar.blogspot.com/2012/07/ilustradores-graficos-en-chile-esther.html

– http://www.me.gov.ar/efeme/mewalsh/obra.html

– http://www.youtube.com/watch?v=iGBOtkdwIvI

2 thoughts on ““Angelito” por María Elena Walsh

  1. La obra “Angelito” de María Elena Walsh, me parece que le puede entregar a un bebé muchas experiencias a través de su poesía, sonoridad, permitiendo entregarle una sensibilidad e imaginación significante. El hecho de que los bebés escuchen cuentos o canciones de cuna, puede ayudarlos a trabajar el oído, el aspecto gestual, el habla posterior y a disfrutar el ritmo y la rima. “Además tienden a imitar todo lo que escuchan y ven” (Silvera, E., 2001:8). Recordemos que los niños, tienen una absorción de información mucho mayor que cuando crecen, es por eso, que se recomienda trabajar con ellos desde pequeños para lograr una estimulación y una desarrollo posterior importante. Además podemos mencionar que los bebés comienzan a explorar desde una temprana edad y todo lo que reciban puede ayudarlos de una manera importante. “Los bebés descubren su cuerpo y el mundo que los rodea mediante sus oídos, ojos, boca y manos. Durante esta etapa exploratoria es importante estimular el oído, las habilidades motrices y las destrezas corporales a través de la repetición de rimas vinculadas a estos aspectos. Al mismo tiempo que se canta o se recita, se sensibiliza al niño jugando con las distintas partes de su cuerpo.
    M. Alejandra Núñez

  2. Este cuento de María Elena Walsh, “El angelito”, presenta una excelente opción para trabajar en el aula. Junto a su versión musical, podría entregar una maravillosa experiencia literaria para los niños, donde estos, con la mediación de la profesora, podrían interpretar maravillosamente el cuento hecho canción, mientras esta suena de fondo. Así se podría incentivar el sentido lúdico de la literatura, el cual es muy importante, y resulta una propuesta mucho más diversa y entretenida para los niños en el aula haciendo que estos se interesen y participen activamente de la literatura, aumentando sus capacidades imaginativas “Esto (el teatro) añade un desafío y un aliciente para la imaginación del lector” (Luch, G. 2010, p. 103)

    Margarita Searle C.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s